¿Cómo dar la vuelta a la clase de FOL?

learning-3245793_1280.jpg

Imagen de PIXABAY

En el post de hoy vamos a hablar sobre una herramienta conocida como Flipped Classroom y que es conocida por ser utilizada en FOL por el profesor Antonio Guirao a través de su blog Flipped-FOL.

Tradicionalmente las clases se caracterizaban por ser más teóricas. En ellas, el profesor, con un papel claramente protagonista, instruía a sus alumnos mediante la explicación de términos que éstos debían asimilar (rol pasivo del alumno) y llevar a la práctica mediante sus propios medios en casa (deberes o tareas).

Mediante la herramienta de la Flipped Classroom podemos darle la vuelta a esta historia y hacer que el papel activo del aprendizaje no recaiga sobre el profesor sino sobre el alumno. Mediante este método, los estudiantes reciben la instrucción antes de la clase y de una forma indirecta, por ejemplo mediante vídeos, asimilando con anterioridad los conceptos de la instrucción para así poder aplicarlos durante la clase. Gracias a esta herramienta, las actividades se realizarán durante la clase y así el alumno procesará la información hasta llegar al conocimiento de una forma más sólida, mediante un papel activo. El profesor, gracias a esta herramienta puede centrarse más en sus alumnos y cumple con un rol más de guía o apoyo para resolver dudas que surgen en clase al aplicar a la práctica los conceptos visualizados en casa.

Para poder realizar esta actividad, es necesario que el profesor grabe una serie de vídeos cortos sobre un bloque concreto, en nuestro caso será sobre el “Bloque I: Prevención de riesgos laborales”.

Estos vídeos irán de menor a mayor complejidad y no serán en ningún caso muy fáciles, ya que aburriríamos al alumno y no retendríamos su atención, ni muy difíciles, ya que el alumno no comprendería nada y dejaría de verlos por no poder seguirlos. Mediante este nuevo método conseguiremos una evolución gradual en sus conocimientos.

Además los vídeos estarán disponibles poco a poco, de forma que no llegarán al segundo vídeo hasta que no visualicen el primero y realicen la actividad asignada a éste en clase. Lo ideal sería conseguir algún mecanismo de feedback para comprobar que los alumnos han visto el vídeo, por ejemplo mediante la resolución de un breve test formulario o simplemente alguna aplicación que nos permita ver que lo han visualizado (valdría la propia aula virtual del centro si recoge esa función).

Os dejo este vídeo donde resumo el uso de la herramienta Flipped Classroom en el primer bloque de FOL y un documento resumen de cómo vamos a usar la innovación que proporciona esta herramienta en nuestro caso.

 

Bibliografía

FLIPPED FOL 

THE FLIPPED CLASSROOM 

POWTOON

PIXABAY

Anuncios

Visual Thinking

beneficios.png

¡Buen día a todos!

En esta nueva entrada vamos a hablar sobre los beneficios que se pueden obtener al utilizar la técnica innovadora del Visual Thinking en educación, más concretamente, al realizar mediante ésta un proyecto, como un mapa conceptual, por parte de los alumnos.

El Visual Thinking es una técnica muy interesante que sirve para organizar y representar ideas y pensamientos por medio de dibujos, facilitando así la motivación de los alumnos a la hora de estudiar. Mediante esta herramienta, se pueden transformar montones de hojas de apuntes en mapas conceptuales llenos de color y más motivadores a la hora de estudiar.

Podemos emplear el Visual Thinking en diversidad de campos, tanto en la enseñanza como en el trabajo, e incluso es utilizada por las empresas como técnica de marketing para anunciarse de una forma diferente, más llamativa y visual.

En el ámbito que nos ocupa, la enseñanza, es una herramienta interesante para un grande y variado abanico de alumnos, independientemente de su nivel educativo. En nuestro caso, tiene mucha utilidad tanto en Formación Profesional como en Secundaria. El aspecto más significativo a tener en cuenta es que es mucho más efectivo en aquellas personas que se caracterizan por ser más visuales.

Kines Vis Aud FUENTE

Podemos determinar que esta técnica está dirigida a aquellos que asimilan mayor información y conceptos a través de la vista y no de los demás sentidos. Es decir, esas personas que consiguen un mayor aprendizaje y retención de conceptos mediante la visualización de imágenes relacionadas y que no obtendrían el mismo aprendizaje y asimilación de términos mediante el oído o la experiencia.

Mediante esta técnica podemos conseguir un indudable aprendizaje estratégico, ya que se fomenta la capacidad de organización. El alumno, al realizar un mapa conceptual con la técnica de Visual Thinking, tiene que dibujar los conceptos de una forma estratégica y organizada para poder relacionarlos entre sí de forma que los entienda perfectamente.

No podemos hablar de un aprendizaje superficial, ya que el alumno no aprende los conceptos de forma aislada, teniendo que relacionarlos al realizar el mapa conceptual. Por lo tanto, sí podemos hablar de un aprendizaje profundo donde el alumno es capaz de analizar de forma crítica las nuevas ideas que intenta reflejar en el mapa conceptual, introduciendo así este aprendizaje y comprensión de nuevos conceptos o ideas en sus conocimientos y pudiendo retener los mismos a largo plazo. Para poder obtener un aprendizaje profundo, es necesario que el alumno utilice habilidades como el análisis y la síntesis. Podemos hablar de que realiza un análisis para contrastar o comparar conceptos en el mapa conceptual y una síntesis al tener la necesidad de sintetizar la información con la ayuda de dibujos y asociación de los mismos, de forma que queden claros los conceptos sobre el papel.

Mediante esta técnica, conseguimos que el alumno aprenda de forma activa, viviendo la experiencia de realizar un mapa conceptual propio que abra su mente a nuevas formas de aprendizaje y síntesis de información. También podemos hablar de un papel reflexivo, ya que tiene que pensar muy bien en cómo organizar y relacionar conceptos antes de plasmarlos en el papel.

La realización de un mapa conceptual utilizando el Visual Thinking pone el foco de atención sobre el alumno, que es quien realmente hace la actividad, pero sin olvidarnos del papel fundamental del profesor, quien desempeña un rol de guía (o coach) más que necesario. El profesor debe ser capaz de comunicarse de forma efectiva y explicar y guiar al alumno durante la actividad, proporcionándole el conocimiento necesario para que éste pueda desarrollar correctamente su mapa conceptual, de forma que los resultados sean los esperados. Por lo tanto, el alumno es sobre quien cae realmente el papel activo del proyecto, manteniendo una comunicación permanente y bidireccional profesor-alumno para solventar cualquier tipo de dudas que puedan surgir, pero, siempre y cuando sea posible, con la mayor autonomía del alumno.

Esta técnica proporciona a los alumnos una mejora de la memoria, de la atención y de la concentración, colaborando en su desarrollo creativo y emocional. El alumno tiene un papel protagonista y activo en la actividad, teniendo que aprender a ordenar y organizar las ideas de forma lógica, reflexionando sobre los conceptos y su propio aprendizaje y utilizando todos sus sentidos en el proceso que posteriormente le dotará de una visión global de la información.

En un primer momento no podemos hablar de una aplicación de las TICs, ya que lo único necesario e imprescindible para realizar esta actividad es tener iniciativa y decisión para realizar la actividad (lo cual podemos considerar como recursos personales) y algunos recursos materiales como folios, un rotulador y lápices de colores. Sin embargo, existen algunas aplicaciones para el ordenador y para el móvil, como Tayasui Sketches, que ayudan a realizar esta técnica con una mayor facilidad, sobre todo si no eres bueno dibujando en el papel, pudiendo manejar y modificar más fácilmente los dibujos, aunque para esto ya sería necesario tener un ordenador o un móvil a parte de habilidades informáticas, la imaginación y las ganas.

Si utilizásemos alguna de estas aplicaciones, estaríamos sustituyendo los lápices y papeles por el dedo o ratón y la pantalla, incluso podríamos hablar de aumento si proyectamos el uso de esta aplicación en el aula para que los alumnos puedan verlo mejor. ¿Podríamos hablar de modificación o redefinición? Podríamos llegar a redefinir la actividad si llegamos a realizar algún mapa conceptual que no fuese posible realizar sin las tecnologías. Un ejemplo, podría ser, un mapa que no estuviese limitado en cuanto a espacio o incluso en el cuál pudiésemos introducir alguna animación en movimiento (como un GIF) que no es posible representar en papel, ya que el papel es estático y tiene más limitaciones.

Podemos decir que esta actividad se encontraría en el escalón de Comprensión de la Escala de la Taxonomía de Bloom. Los alumnos comprenden los conceptos y por eso son capaces de situarlos y relacionarlos pero no están llevando a cabo una aplicación real de los mismos.

Taxonomía de Bloom.png

Para proceder a la realización del mapa conceptual mediante la técnica del Visual Tinking, el alumno debe comprender perfectamente los conceptos que debe incluír en él, comprenderlos para poder situarlos y relacionarlos pero no llega a aplicarlos. Por ejemplo, si el tema a estudiar son los diferentes tipos de contrato, el alumno podría realizar un mapa conceptual por orden jerárquico de los distintos tipos de contratos según sus características (temporales, indefinidos…) pero no llegaría a ver su aplicacion en cada una de las situaciones. Para llegar a este punto, el alumno debería realizar otro tipo de ejercicio como un caso práctico de una situación en donde, dadas unas circunstancias, deba decidir entre un tipo de contrato y no otro y por qué. No podemos hablar de una aplicación si no llega a preguntarse ¿Por qué usar este y este no? ¿Cuál se ajusta mejor al caso concreto expuesto?. Incluso podríamos recrear un departamento de Recursos Humanos en dónde deban escoger una u otra opcion y, en este caso, ya estaríamos hablando de una práctica más orientada a los alumnos kinestésicos, es decir, que aprenden mediante la práctica y experimentación real de situaciones. Incluso podríamos llegar al escalón de Crear si consiguiésemos que los alumnos entendiesen cómo se elabora cada uno de los tipos de contrato y llegaran a crear uno con todas sus cláusulas.

En conclusión, el Visual Thinking es una buena herramienta pero tiene sus limitaciones en cuanto al aprendizaje proporcionado a los alumnos, por lo que, como profesores, debemos elegir las situaciones en las cuales consideramos más adecuada su aplicación y no la de otro tipo de técnica como puede ser la recreación de un caso real con su adecuada puesta en situación.

Video Resumen Del Visual Thinking aplicado a la Educación

Visual Thinking

Fuente: Vídeo Resumen Visual Thinking

Hasta este punto de la entrada, he hablado sobre el Visual Thinking largo y tendido pero, para que podamos obtener un primer contacto con el concepto aplicado en la educación, he realizado un pequeño vídeo resumen con lo más importante.

Podéis encontrar el link aquí o debajo de la imagen de esta segunda parte de la entrada.

¡Espero que os guste y motivaros a probarlo!

 

Bibliografía

Velasco, M. 10 beneficios del Visual Thinking. Recuperado el 8 diciembre, 2018, de: http://www.ayudaparamaestros.com/2017/07/10-beneficios-del-visual-thinking.html

10 BENEFICIOS DEL VISUAL THINKING. Recuperado 8 diciembre, 2018, de: http://enredarteayudaaprender.blogspot.com/2017/07/10-beneficios-del-visual-thinking.html?m=0

Velasco, P. (2018, 21 noviembre). Aplicaciones móviles recomendadas para dibujar – Universidad de Monichigan. Recuperado 8 diciembre, 2018, de: http://universidaddemonichigan.cl/appsparadibujo/

Mosquera, I. (2018, 19 febrero). Visual Thinking: dibujando el aprendizaje | UNIR. Recuperado 8 diciembre, 2018, de:  https://www.unir.net/educacion/revista/noticias/visual-thinking-dibujando-el-aprendizaje/549203599112/

PIXABAY

¿Cuál es la forma correcta de enseñar?

teachers

Como bien sabemos, porque no es ningún secreto, hay varias formas de impartir clase para transmitir conocimientos al alumnado. Es innegable que un profesor debe tener siempre unos buenos dotes de comunicación (principio de comunicación) y la paciencia para explicar de todas las formas que sea necesario un concepto hasta que todos y cada uno de los alumnos lo entiendan (principio de individualización), o por lo menos, debe ser capaz de dar al alumnado las herramientas necesarias para llegar al aprendizaje de una u otra manera.

Dependiendo del tema a tratar debemos saber escoger entre los diferentes modelos de comunicación, para ello debemos saber qué es lo que buscamos: buscamos la transmisión de conocimientos, la educación. Pero… ¿Qué tipo de educación buscamos? ¿la educación que proviene del latín educere “guiar, conducir” o la que proviene de educare “formar, instruir”?

A día de hoy está cambiando la forma de transmitir los conocimientos, antes lo habitual era imponer conceptos (educare) por parte del profesor, quien utilizaba una vía más unidireccional de comunicación. Ahora lo ideal es guiar y conducir al alumnado a que saque sus propias conclusiones sobre los conceptos estudiados (educere). Los alumnos, de esta manera, aprenden de forma más autónoma (rol multitask en vez de ser sujeto pasivo) y se vuelven críticos siendo capaces de extraer sus propias conclusiones sobre lo aprendido.

En el método tradicional, el profesor impartía su sesión magistral dictando conceptos (rol básicamente orador), como pueden ser los diferentes tipos de contratos, y los alumnos se limitaban a tomar apuntes para luego memorizarlos. Para ellos lo que el profesor transmite son verdades absolutas y no se cuestionan, se aprenden mediante la memorización. Este método es efectivo si lo que buscamos es una respuesta memorística por parte del alumnado, ya que se quedan en la fase adquisitiva de conocimiento y no pasan a la fase extensiva. La forma de evaluar al alumnado en este caso, son exámenes que solo requieren de la toma de apuntes o subrayado de los mismos, los alumnos no se paran a pensar en lo que están estudiando, simplemente lo memorizan para aprobar los exámenes necesarios para aprobar la asignatura.

Sin embargo, en la actualidad, se ha visto que este método donde el profesor desempeña el rol de referente en cuanto a tenencia de conocimiento y transmisión de conceptos indiscutibles y memorizables no funciona, ya que las situaciones y el entorno son cambiantes y no se puede depender de memorizar conceptos o leyes que no van a ser aplicables a largo plazo. También la introducción de las nuevas tecnologías nos lleva a tener que adaptarnos a la posibilidad de obtener una cantidad ingente de información en relación a un mismo tema en un corto periodo de tiempo, por lo que podemos contestar prácticamente cualquier cuestión si sabemos utilizar los medios que tenemos disponibles. Estas son algunas de las razones por las cuales es cada vez más habitual el uso del método bidireccional de comunicación o incluso del multidireccional. Si en vez de dictar los tipos de contratos el profesor enseña como buscarlos (profesor como DJ) o hace que los alumnos resuelvan casos prácticos de cuando se utiliza cada uno de los tipos de contratos (profesor como community manager) , entonces genera debate y consigue que los alumnos se interesen por el tema y manejen los medios que tienen a su alcance para obtener información (principio de globalización). Tras aprender cómo obtener información, los alumnos debaten, y en este debate interaccionan entre ellos (comunicación multidireccional) y también con el profesor (comunicación bidireccional alumno-profesor). Por lo tanto, de esta forma, conseguimos que los alumnos pasen de la fase adquisitiva a la fase reactiva, haciendo que utilicen lecturas para informarse (por ejemplo, sentencias en donde se denomine un contrato u otro como adecuado en un caso determinado que llevan a la necesidad de realizar analogías y extrapolaciones) o la expresión verbal técnica adecuada para explicar tanto a sus compañeros como a su profesor por qué ha llegado a una conclusión y no otra (expresión técnica dentro de la fase de expresión práctica) y el procedimiento que ha seguido. De esta manera, los exámenes no son simplemente memorísticos, teniendo el alumno que realizar un trabajo de búsqueda autónoma para obtener conocimientos y estudiar más a fondo el tema llegando a hacerse preguntas e interiorizar ideas que deben saber transmitir de una forma técnica adecuada (por ejemplo una exposición oral de un caso práctico). Así, los exámenes tradicionales reducirían su importancia en la enseñanza, dando paso a otro tipo de formas de evaluación como lo son, en este caso, los casos prácticos individuales o grupales y el debate (estrategias reactivas de expresión simbólica).

En definitiva, el mundo cambiante actual y el rápido avance de las nuevas tecnologías son los causantes de que a partir de ahora el profesor cambie su papel, teniendo cada vez más una función de creación de contenido y experiencias nuevas de aprendizaje para los alumnos, y estando más enfocado al rol de guía (o coach) a disposición del alumnado para resolver cuestiones más relacionadas con qué herramientas tecnológicas utilizar para la búsqueda de información y como hacerlo. Por ejemplo, en el caso de los contratos, se podría utilizar alguna aplicación que lleve al alumno a ir descartando uno a uno según el tipo de contratación que desee realizar y las características que esta tenga, el profesor podría realizar este tipo de aplicación y así estaría transformando el método de enseñanza (redefinición).

Este cambio provoca también, como es de esperar, que el papel del estudiante también se vea modificado y pase de la pasividad de atender y tomar apuntes en clase a un rol más activo como es la búsqueda de información, uso de tecnologías y desarrollo de sus propias conclusiones fundamentadas (principio de actividad).

En conclusión, debemos preguntarnos qué queremos para nuestros alumnos en cada situación, ya que cada una de las estrategias docentes son válidas para un momento y contexto específico dependiendo de lo que busquemos en la parte que recibe la información que transmitimos como docentes. Por lo tanto, como profesionales de la educación, debemos crear en cada momento la estrategia adecuada a la situación que se nos presente, no debiendo utilizar siempre la misma forma de transmisión de la información si queremos obtener distintos resultados o si buscamos que los alumnos alcancen diferentes competencias con los conocimientos que queremos transmitirles.

 

 

 

Fuentes utilizadas:

Hernández, C. A. y Guárate, A. Y. (2017). Modelos didácticos para situaciones y contextos de aprendizaje. Narcea Ediciones.

Imágenes sin derechos de autor – Pixabay

¡Hola a todos!

¡Bienvenidos a mi diario de aprendizaje!

Mi nombre es Antía Martínez y, como podeis ver en mi descripción, soy graduada en Administración y Dirección de Empresas.

A día de hoy continúo formándome cursando el Máster en Gestión y Dirección Laboral en Ferrol, en la Universidad de Coruña, ya que es un campo que siempre me ha llamado la atención. Aún así el motivo por el cual he creado este blog es que estoy cursando lo que siempre había querido desde niña, el Máster en Formación del Profesorado, para formarme como profesora de Formación y Orientación Laboral que es lo que realmente considero mi vocación.

En lo referente a mi blog, estará destinado a mostrar lo que vaya aprendiendo a lo largo de la asignatura de “Didáctica de FOL” e incluso posiblemente de otras relacionadas con la práctica docente. Al final lo que busco es que se vea mi proceso de aprendizaje para compartirlo con otros docentes y poder reflexionar sobre él  y sobre lo que me ha resultado más útil o más relevante, haciendo hincapié en estas cuestiones.

¡Espero ser de ayuda!

Un cordial saludo,

Antía.

 

Imagen sin derechos de autor – Pixabay